Cirugía estética

Cirugía mamaria

Aumento de pecho

Se trata de una de las cirugías estéticas con más demanda, mediante la cual se aumentan de tamaño y reafirman las mamas de la mujer.

Este procedimiento puede realizarse mediante dos técnicas: aumento de pecho con prótesis de silicona o aumento de pecho con grasa de la propia paciente.

Se realiza una pequeña incisión, casi imperceptible, en el surco submamario, en el borde inferior de la areola o en la axila, dependiendo del caso.

Las prótesis de silicona con gel de alta cohesividad se clasifican en función de su forma en redondas o anatómicas (forma de lágrima). Todas las prótesis utilizadas poseen los certificados exigidos por la CE (Comunidad Económica Europea).

La cirugía se realiza bajo anestesia general, y tiene una duración aproximada de unas 2 horas. Precisa drenajes y un vendaje especial las primeras 24-48 horas. Su resultado es visible de inmediato. La paciente es dada de alta en menos de 24h y tras las cirugía podrá volver al trabajo a los pocos días.

Reducción de pecho

Las mujeres con pechos grandes pueden presentar problemas como dolor de espalda o cervical, problemas respiratorios o irritaciones de la piel debajo de la mama.

Mediante este procedimiento se disminuye el tamaño de las mamas, haciéndolas más pequeñas, ligeras, firmes y proporcionadas al resto del cuerpo.

La intervención se realiza bajo anestesia general, con una duración aproximada de unas 2-4 horas. La paciente es dada de alta en unas 24-48 horas, y puede volver a hacer vida normal en pocos días, incorporándose al trabajo en unas 2-3 semanas.

El resultado es valorable al sexto mes de la cirugía, con mejoría de las cicatrices hasta los 12-18 meses.

Esta cirugía no está recomendada  en mujeres que pretendan dar pecho tras el embarazo, ya que puede alterarse la lactancia. 

Mastopexia o elevación de pecho

Con los años, y tras los embarazos, lactancia y por efecto de la gravedad, los pechos puede perder su firmeza. Mediante esta técnica se realiza un levantamiento o elevación de los senos, situando la areola y pezón en su posición correcta, consiguiendo una forma y volumen de los pechos estéticamente correctos. La cirugía puede acompañarse de un aumento de pecho (mediante prótesis de silicona o grasa) o reducción mamaria.

El procedimiento se realiza bajo anestesia general y tiene una duración aproximada de unas 1,5-2,5 horas. La paciente puede ser dada de alta a las 24 horas.  Tras la cirugía, se puede volver al trabajo en pocos días. Su resultado final puede valorarse a partir del sexto mes, aunque las cicatrices mejorarán hasta los 12-18 meses.

Ginecomastia

La ginecomastia es un trastorno caracterizado por el aumento del tejido del pecho en el hombre. La finalidad de la cirugía es extirpar la glándula mamaria, así como eliminar la grasa sobrante de la zona pectoral.

Se realizan diferentes técnicas en una misma cirugía como son la liposucción, mastectomía subcutánea y mastopexia, si es preciso, para conseguir un resultado óptimo.

El procedimiento se realiza  bajo anestesia general, y supone una estancia inferior a 24 horas. Precisa uso de faja torácica tras la cirugía.

A los pocos días se puede hacer vida casi normal, no recomendando la actividad física intensa durante el primer mes. Los resultados son valorables a partir del primer mes, con resultados definitivos en el sexto mes.

Cirugía del contorno corporal

Abdominoplastia

La abdominoplastia es un procedimiento quirúrgico que tiene como finalidad conseguir un abdomen más plano, firme y con una cintura más estrecha mediante la extirpación del exceso de piel y grasa abdominal, así como la corrección de la flaccidez muscular. Este exceso de piel y relajación de la pared abdominal suele darse en pacientes que han aumentado de peso con posterior pérdida y en mujeres tras varios embarazos.

La intervención se realiza bajo anestesia general y precisa de colocación de drenajes. El tiempo de estancia en el hospital es de 2-3 días. Tras la cirugía se debe llevar una faja especial. Se necesita 1 mes de recuperación para realizar actividad física habitual.

Liposucción

La liposucción es un procedimiento destinado a corregir regiones corporales en las que persisten acúmulos de grasa a pesar de regímenes dietéticos.

La intervención se realiza en quirófano, habitualmente con anestesia local y sedación, aunque, en ocasiones, precisa anestesia general.

La técnica consiste en aspirar la grasa mediante una cánula conectada a una máquina de vacío o una jeringa especial. La grasa aspirada puede reutilizarse para dar volumen a otras zonas como glúteos, mamas y cara.

Tras el procedimiento se aplica un vendaje compresivo o prenda elástica, para minimizar la aparición de hematomas e inflamación. Los resultados son valorables a los 3 meses.

Plicatura laparoscópica de músculos rectos del abdomen

La diástasis de rectos abdominales es la separación de los músculos rectos del abdomen, que lleva a la proyección anterior de la pared abdominal. Entre las causas más frecuentes están los embarazos y la obesidad. 

Este procedimiento consiste en suturar los músculos para juntarlos de nuevo en la línea media, conocida como línea alba. La intervención se realiza por laparoscopia, mediante una técnica mínimamente invasiva, que a partir de 3 pequeñas incisiones en la pared abdominal, permite reparar las posibles hernias y suturar de nuevo el músculo recto con la línea media. Además, durante la intervención se añade una malla que refuerza la zona, recuperando la fuerza y la tensión original del músculo. Tras la cirugía, precisa drenajes y el uso estricto de faja abdominal durante 1 mes.

Cirugía facial

Blefaroplastia

Procedimiento destinado a extraer la grasa y el exceso de piel y músculos de los párpados superiores e inferiores. Se corrige la caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores. Esta intervención no elimina las "patas de gallo" ni la caída de las cejas. 

La cirugía se realiza bajo anestesia local y sedación, en la mayoría de los casos. Tiene una duración entre 1 y 3 horas. Tras la cirugía se aplica una pomada oftálmica y unos apósitos con suero fisiológico muy frío con el objetivo de disminuir las molestias y la inflamación, que junto con los hematomas, suelen persistir durante la primera semana.

Los resultados son muy favorables y duraderos, y la mayoría de pacientes pueden hacer vida normal en unos 10-12 días.

Rinoplastia

La rinoplastia es un procedimiento quirúrgico que se practica para remodelar o  corregir las deformidades de la nariz. Consiste en modificar las estructuras óseas y cartilaginosas nasales para conseguir una nueva forma mas armónica con la cara. Si, además, se asocia con una corrección del tabique nasal se denomina rinoseptoplastia.

La cirugía se realiza bajo anestesia general y tiene una duración de 1 hora. Se realizan incisiones internas, por lo que no hay cicatrices visibles. Al finalizar, se coloca una férula de escayola que se mantiene durante 1 semana. Se puede reincorporar a su vida habitual en unos 8-10 días.

Otoplastia

La cirugía de las orejas más demandada es la corrección de las "orejas de soplillo".

El procedimiento se realiza bajo anestesia local o general. La incisión se realiza por detrás de la oreja, por lo que las cicatrices son prácticamente inapreciables. Tras la cirugía, se coloca un vendaje durante 1 semana para modular las orejas y cicatricen en la posición correcta. Posteriormente, se coloca una cinta elástica durante 2 semanas más para evitar que las orejas se plieguen hacia delante durante el sueño nocturno. El resultado de la cirugía es permanente y, raramente, presenta complicaciones o precisa de retoques posteriores.

Lifting cervicofacial

El "lifting"  o estiramiento cervicofacial es un procedimiento que tiene como objetivo tensar la piel de la cara y del cuello para reducir los pliegues o arrugas.

La operación puede realizarse con anestesia general o anestesia local y sedación, dependiendo del caso, y tiene una duración entre 2 y 4 horas. Precisa de la colocación de drenajes. Las cicatrices suelen quedar ocultas en el cuero cabelludo, por lo que son prácticamente imperceptibles.

Se puede realizar vida normal a partir de los 20 días de la intervención.

Cirugía íntima o cirugía genital

El objetivo de este tipo de cirugía es rejuvenecer los genitales externos. Con la edad, los labios mayores pierden volumen y elasticidad. Los labios menores se hipertrofian  y pueden sobrepasar los labios mayores.

Existen diferentes técnicas como la liposucción del monte de Venus, el aumento de labios mayores y la reducción de labios menores. 

La ninfoplastia o plastia de labios menores es una de las intervenciones más demandadas y consiste en corregir las alteraciones del desarrollo normal en los labios menores, ya sea por razones congénitas (de nacimiento) o por problemas posteriores como hipertróficos (demasiado grandes), asimétricos o colgantes. Hay mujeres que solicitan esta cirugía por tener molestias al roce de ciertas prendas ajustadas o con la ropa interior, y otras por dolor con las relaciones sexuales y razones estéticas.

Es una cirugía que no precisa ingreso, con una duración entre 1 y 2 horas, y se realiza bajo anestesia local y sedación. No es necesario retirar suturas. 

Los resultados son permanentes e inmediatos, sin cicatrices perceptibles. Se debe mantener reposo las primeras 48-72 horas.

Los genitales masculinos también pueden ser sometidos a cirugía para mejorar su aspecto y la autoestima del paciente. Los procedimientos son el alargamiento/engrosamiento de pene y la plastia escrotal.